martes, 5 de febrero de 2013

“Está todo vacío; no hay nada sagrado.”

Bodhidharma

El término despierto es una palabra que uso para significar el estado donde aceptas la unidad con el Todo. Pero no se trata de un nuevo rotulo o una nueva etiqueta que deberías usar. Cualquier etiqueta que te pongas se convierte en un obstáculo, en una trampa. Si les dices a otros que estás despierto entonces generas una expectativa sobre ti mismo, y para sostener tu nueva imagen, debes hablar, caminar y comportarte como un ser iluminado, entonces dejarás de ser tú mismo y te convertirás en un imitador.

La mente necesita afanosamente ponerle una etiqueta a lo que eres. En este Blog uso las palabras Dios, Consciencia o Ser únicamente porque no tengo otra forma de expresarme. Pero las palabras son muy limitadas, ninguna de ellas se acerca siquiera un poco a la realidad que quiero que veas. Lo que quiero que descubras, tu verdadera esencia, está más allá de cualquier palabra o descripción que pueda darte. En la medida en que evites que tu mente cree una etiqueta para definirte podrás ser libre para ver.

Se cuenta que Bodhidharma, un antiguo maestro del Zen, se entrevistó una vez con el emperador Wu de Liang de China. El emperador le contó todas las cosas que había hecho para expandir el Budismo en su país y le preguntó qué mérito había ganado con ello. Bodhidharma le dijo en tono brusco: "¡Absolutamente ningún mérito!" El emperador se sintió confundido y le preguntó: "¿Cuál es, entonces, el primer principio de la doctrina sagrada?" Bodhidharma replicó: "Está todo vacío; no hay nada sagrado." Entonces preguntó el emperador: "¿Y quién eres tú para estar aquí ante nosotros?" Bodhidharma replicó: "No sé."

“No sé”, que respuesta más profunda! Bodhidharma no sabía quién era él, no había permitido que su mente creara una etiqueta o una definición de sí mismo. Esto es el vacío. A la mente occidental le aterra la idea del vacío porque necesita siempre aferrase a algo para sentir que existe. Pero el despertar no se trata de acumular objetos o conocimientos, es despertar se trata de vaciarte de tanta basura. Cuando no hay mente, no hay ego y no hay etiquetas solamente queda el vacío.

A la pregunta del emperador sobre la esencia de la verdad Bodhidharma respondió: “Está todo vacío; no hay nada sagrado.” No hay nada sagrado significa que la esencia de la verdad no se trata de encontrar algo especial, sobrenatural o sagrado. Solamente se trata de apreciar lo que está a tu alrededor directamente, quitándote los lentes miopes de la mente humana o de tus creencias preconcebidas. En ese sentido podemos entender que todo es sagrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario