jueves, 7 de agosto de 2014

El cura hereje que descubrió la Clave de la Felicidad


¿Cuál fue el gran pecado que cometió el sacerdote Anthony de Mello para que la Congregación para la Doctrina de Fe, dirigida en ese entonces por el cardenal Ratzinger, condenara sus escritos y enseñanzas?

Anthony de Mello fue ante todo un revolucionario, a pesar de ser sacerdote nunca habló a favor de ninguna religión o doctrina, y el tema principal de sus conferencias era la iluminación espiritual, la cual era percibida por él como un evento que solamente podía alcanzarse en el Aquí y Ahora y no en un futuro lejano.

A propósito del viejo Tony, como sus amigos lo conocían, la Congregación para la Doctrina de la Fe (institución que siglos atrás se conocía como “La Santa Inquisición), denunció las herejías de este sacerdote hindú en una carta publicada el 24 de junio de 1998:
«Ya en ciertos pasajes de estas primeras obras, y cada vez más en publicaciones sucesivas, se advierte [en el P. De Mello] un alejamiento progresivo de los contenidos esenciales de la fe cristiana. El Autor sustituye la revelación acontecida en Cristo con una intuición de Dios sin forma ni imágenes, hasta llegar a hablar de Dios como de un vacío puro. Para ver a Dios haría solamente falta mirar directamente al mundo. Nada podría decirse sobre Dios… Este apofatismo radical lleva también a negar que la Biblia contenga afirmaciones válidas sobre Dios… Las religiones, incluido el Cristianismo, serían uno de los principales obstáculos para el descubrimiento de la verdad… El P. De Mello muestra estima por Jesús, del que se declara “discípulo”. Pero lo considera un maestro al lado de los demás… Cualquier credo o profesión de fe en Dios o en Cristo impedirían el acceso personal a la verdad. La Iglesia, haciendo de la palabra de Dios en la Escritura un ídolo, habría terminado por expulsar a Dios del templo. En consecuencia, la Iglesia habría perdido la autoridad para enseñar en nombre de Cristo. Con la presente Notificación, esta Congregación, a fin de tutelar el bien de los fieles, considera obligado declarar que las posiciones arriba expuestas son incompatibles con la fe católica y pueden causar grave daño».

En la página oficial de la Iglesia Católica, se hace una recopilación de frases de viejo Tony, la cuales escandalizan a cardenales y obispos por ser una grave herejía. Veamos algunas:

“En la Biblia se nos señala solamente el camino, como ocurre con las escrituras musulmanas, budistas, etc.”»

“Entra en la Iglesia o te arriesgas a condenarte eternamente… Una vez llegado a casa le dije a Dios: ¿Cómo soportas este género de cosas, Señor? ¿No ves que desde hace siglos te están dando mala fama? Dios respondió: yo no he organizado esta feria. Me avergonzaría incluso de visitarla”»
 «Toda religión concreta es un impedimento para llegar a la verdad»
 “Lo más bonito de Jesús es que se encontraba a gusto entre los pecadores, porque entendía que no era en nada mejor que ellos… la única diferencia entre Jesús y los pecadores era que él estaba despierto y ellos no”
 “La idea que la gente tiene de la eternidad es estúpida. Piensa que dura para siempre porque está fuera del tiempo. La vida eterna es ahora, está aquí”
“El mal no es más que ignorancia, falta de iluminación…”

“En realidad no existe ni el bien ni el mal en los hombres o en la naturaleza. Existe solamente una valoración mental impuesta a ésta o a aquella realidad”
 “No hay razón para el arrepentimiento de los pecados, ya que de lo único de que se trata es de despertarse al conocimiento de la realidad”
Si después de leer semejantes frases, todavía quieres saber algo más del viejo Tony, te invito a ver el vídeo: “Redescubrir la Vida” el cual resume su enseñanza y su experiencia. Este vídeo llegó a mi vida en una época oscura, cuando me atreví a cuestionar mis creencias y a mi líder religioso. Eso hizo que mis “amigos” dejaran de ser amigos y me consideraran un hereje que le había dado la espalda a “La única verdad de esta Tierra”. Sí… en un planeta de siete billones de habitantes nosotros, un pequeño grupo de 100 personas o menos, éramos los únicos que teníamos la razón. A pesar de eso decidí separarme del grupo y encontrar mi propio camino, encontrar la verdad por mi propio esfuerzo en vez de asimilar la verdad supuesta que todos en el grupo se tragaban sin masticar.

Al igual que el viejo Tony, para mis antiguos amigos me convertí en un rebelde. En medio de la depresión y la ansiedad que me generó la incertidumbre de enfrentarme a un mundo solo, sin la guía ni el apoyo de una congregación y sin la seguridad de una doctrina, llegó a mi este vídeo, el cual transformaría mi vida para siempre. Después de verlo ya nunca volví a conocer la tristeza. Ha habido momento de dolor, sí, pero el dolor y la tristeza son dos cosas distintas. El dolor es una experiencia que se vive en el presente y se marcha, mientras que la tristeza es un estado de sufrimiento psicológico que se alimenta del pasado y se proyecta hacía el futuro constantemente. El sufrimiento sigue existiendo, aunque la experiencia del dolor que le dio origen ya no esté. Vemos el vídeo:

3 comentarios:

  1. BUENO ,OJALA ,ME PUEDA AYUDAR A VER ,YSALIR DE LA LETRINA .

    ResponderEliminar
  2. ASEPTE, QUE NO QUUIERO VER ,ESCUCHAR,NO DIGIERO,

    ResponderEliminar
  3. Gracias Walter.
    Me parecen excelentes todos los planteamientos de Anthony de Mello, que rechaza la Iglesia Católica.
    Los verdaderos Maestros son los que nos enseñan la forma de acceder en persona a lo Divino, mi Esencia.
    No los que se quedan continuamente como intermediarios.
    Gracias Walter, por este Blog lleno de Sabiduría.

    ResponderEliminar